sábado, 21 de abril de 2007

PAPÁ HUMALA


Para los estudiantes de LIBRE MERCADO el 15 de abril del presente no era una noche como otras, era una noche donde se dialogaría sobre la tesis del célebre sociólogo y filósofo alemán del siglo XX, Max Weber, sobre el espíritu del capitalismo que pese al tiempo transcurrido aún mantiene vigencia en la filosofía liberal.
El expositor de esa noche mi compañero de estudios Franz Max, lucia muy tranquilo, poco a poco llegaron los interesados (previa inscripción por Internet) para participar en el anunciado coloquio, me encargué de contarlos, pues mi trabajo (tarea) consistía en recepcionarlos, entre ellos figuraba el agregado político de la embajada de EEUU en el Perú David Brooks, así como el señor Isaac Humala del partido nacionalista peruano. Después de la brillante exposición de mi compañero Franz comenzó el coloquio entre todos los presentes, paralelo a mi trabajo (tarea) de tomar las fotos del evento me propuse escuchar cada intervención.
Era interesante, de buen nivel todas las intervenciones pero lo que me llamó la atención fue la intervención del señor Humala…estaba frente a mí aquel señor “ideólogo” de los Humala, podría decir el principal responsable del movimiento nacionalista:
“Estamos acá muchos cobrizos,…”
“Deberíamos leer los comentarios reales…”
“Somos una generación de descerebrados…por culpa de los blancos…”
“Acá sólo hay dos gringos…”
“lamento aguarles la fiesta…”
“No conocemos nuestra verdadera historia…”
Después de su intervención me pregunté: ¿Qué sería de nosotros si no tuviéramos libertad de expresión?, no me imaginé la respuesta.
Después de aquella noche, una de mis profesoras me dijo: “Le diste mucha importancia al señor Humala, le tomaste muchas fotos” si, le di importancia, era el antagónico de esa noche con sus ideas (quizá equivocadas y cuestionables, el caso lo amerita) pero le dio razón a mi ideal de porqué seguir creyendo en la libertad, de seguir creyendo en la vida y no en la imposición, ni en la prohibición, ni planificación de alguien (gobierno) sobre tu vida.
Max Weber, hizo un acercamiento a la conducta del pueblo “protestante” (no católico) frente al trabajo, al capitalismo y como esa forma de ver su responsabilidad frente a la prosperidad tenía su base en considerar la SOBERANÍA DE DIOS.
El Autor no presenta como un ejemplo a seguir esa doctrina de vida cristina, pero es importante resaltar que ese pueblo “protestante calvinista, metodista, pietistas, cuaqueros, anabaptistas”, impulsó promovió entre sus miembros los principios morales y éticos de una de las naciones que hoy en día es muy próspera y rica.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Ruben, queria aprovechar la oportunidad para hacer un comentario relacionado a tu ultimo post.

Comparto contigo algunas cosas relacionadas a tus percepciones sobre el señor Humala.

Todo extremo es malo, sin embargo despues de mucho años le escucho a alguien que habla de resaltar la identidad cobriza o chola. Habras escuchado que somos un pais sin identidad, donde el blanquito pituco, se cree el dueño de la pelota, y no tolera y discrimina al resto, y me diras varias cosas, pero estoy seguro que no estas en los zapatos de las mayorias peruanas.

Respecto al tema libertad de expresion, hermano te digo que nunca tuvimos nisiquiera la mas minima libertad. En si la independencia peruana, solo fue el proceso que cambio de opresor, pues antes de ella, los que nos oprimian eran los españoles, y ahora y desde 1821, solo lo hacen los grupos de poder los blanquitos poderosos.

Me diras resentido y varias cosas mas, pero en un pais las mayorias cholas, coinciden con la cantidad de pobres, desfavorecidos y desvalidos.

Encima nuestro pais, es un pais que esta sujeto a la voluntad de los grandes bloques o potencias. De que libertad me hablas, nos dices que podemos planificar nuestro futuro, sin embargo los gringos quien sabe si ya planificaron eso. Y como somos un pais debil, sin identidad y regalado capaz que les daremos facilidades para conquistarnos.

Hoy es el petroleo, mañana sera el agua, y los gringos hacen lo que les viene en gana. Eso tu crees que es libertad, eso crees que es democracia, eso crees que es respeto e igualdad. Lastimosamente los medios de comunidacion son hipocritas y mentirosos, nos venden imagenes falsas. A traves de la historia del hombre, siempre se ha aplicado la ley de la selva, osea la del mas fuerte. Eso es lo unico que ha dado resultado. El resto solo es simple romanticismo.

Los humalas deben estar equivocados, pero eso espero comprobarlo, sin que la prensa me convensa de ello. Facilmente se satanizan imagenes. Y mayormente no estamos en capacidad para darnos cuenta de la realidad.

QUE VIVA LA DEMOCRACIA, aunque sea un simple concepto que todo el mundo dice que existe, pero que nadie lo ha vivido (no incluyo a los grupos de poder). Solo espero debatir las ideas, tampoco quisiera generar confrontacion, pues en este pais, somo expertos peleandonos, en ves de que nos unamos.

Omar Jaimes dijo...

Coincido contigo Ruben al afirmar en fue una buena exposición del texto de Weber, pero considero que mas allá del respeto y la libertad de expresión, que eran elementos implícitos de la reunión, estaba el enriquecimiento del tema, con experiencias y apreciaciones que nos permita dilucidar cuanto de vigencia tiene el pensamiento weberiano. Desde mi punto de vista no solo se le dio una importancia en la fotografía al Sr. Humala sino también temática por parte de los panelistas, que no resistieron a la tentación provocadora de un individuo que quería llamar la atención con el único discurso que se sabe de memoria y que siempre repite: el de la cultura inca, su gloria, decadencia y la redención por parte de su movimiento.

No era el hecho que el catolicismo, “la cultura inca” o el confucianismo representaban ejemplos de religiones, que a pesar de tener principios eticos y morales, no conducían necesariamente al progreso y el incremento de la riqueza, desestimando el descubrimiento que Weber hace con el protestantismo calvinista. Por lo que pude entender, Weber sencillamente quería mostrar que esos principios morales llevados a la praxis exacerbada que solo le puede dar un dogma religioso, podían explicar el rápido desarrollo del capitalismo. En suma, hablabamos de una explicación idealista del desarrollo, que veía en el espíritu protestante características que no se encontraba en las demás religiones: que el éxito nos acercaba a Dios y la pobreza manifestaba nuestros pecados. Esta creencia fue el motor de su progreso.

Se podría decir que el señor Humala representa otro tipo de creencia, que es la supuestamente explicaría la razón de nuestra pobreza: Nosotros los “cobrizos” somos pobres, porque los blancos están acostumbrados a hacerse ricos a costa de nosotros. En fin, peor jalada de pelos no se podía escuchar ese día, quizás hacia falta ese día, que alguien le dijera a ese señor que el campesino (indio, serrano, cobrizo, cholo o como quiera llamárselo) podrá ser pobre o hasta analfabeto, pero de ninguna manera se le puede considerar como un imbecil, pues en el transcurso de los ultimos 100 años a demostrado que no necesita del estado para salir adelante y conquistar la misma capital de un país que le dio la espalda.